Passivhaus se desprecia frecuentemente, como veíamos en nuestra entrada anterior. El argumento suele ser que el código técnico actualmente ya es muy exigente, y las viviendas están suficientemente aisladas. Según dicen aislarlas mas encarece mucho y no merece la pena. Así que hoy vamos  dejar claro por qué eso no es así.

Es cierto que el código técnico actual, nos obliga a llegar a valores muy exigentes en cuanto a las demandas. Los 15Kwh/m2 año que se exigen para certificar passivhaus, son muy similares a los que el CTE exige en zonas climáticas no muy severas. Sin embargo, hay dos cuestiones que marcan nítidamente  la diferencia entre el CTE, y passivhaus. El CTE no tiene en cuenta la hermeticidad del edificio, y tampoco tiene muy bien llevado el tema de la ventilación. Ambos temas son fundamentales en passivhaus.

 

¿Qué es esto de la hermeticidad y la ventilación?

1.Ventilación. Nuestras viviendas tienen que ventilarse. Sin embargo a medida que mejoran los sistemas constructivos y las carpinterías, las casas se van volviendo mas herméticas. Esto ocasiona distintos problemas, fundamentalmente:

monitorizacion de vivienda
Datos de monitorización de una vivienda de los años 90. Presenta una tasa de infiltraciones alta y a pesar de eso vemos como la concentración de CO2 está por encima de 5000ppm, que es el límite superior de medida del equipo.

Estos problemas, van siendo cada vez mas frecuentes, aunque el único que realmente es visible y  suele producir quejas de los usuarios, es el de las condensaciones. Por ello en el CTE se introdujo el documento básico HS3, que obliga a la ventilación.

¿No puedo ventilar por las ventanas, como toda la vida?

Si, y no. Para cumplir la normativa actual, es imprescindible garantizar la ventilación, y esta no puede depender de que una persona abra o no las ventanas (¿Quién las abre cuando no hay nadie en casa?). Luego independientemente de que las ventanas se abran o no, es obligatorio colocar un sistema que garantice esa ventilación de forma continua.

El sistema que se propone es tomar aire de la calle por rejillas, y expulsarla por extracciones en baños y cocinas.  Esto, desde el punto de vista energético es un auténtico despropósito. Por un lado me obligan a aislar la casa, y por otro a llenarla de agujeritos para meter aire frío. ¿Te imaginas salir en invierno con tu ropa de abrigo llena de agujeritos?. Por muy buena que sea la ropa, tienes asegurado pasar frío, ¿verdad?

Aireador autorregulable para ventana
Aireador autorregulable para ventana. Fuente: procomsa

 

 

¿Qué es lo que suele pasar con la ventilación?

La realidad es que si se colocan rejillas, lo primero que hace el usuario es taparlas. Pero en muchos  casos no es necesario ni eso. Los técnicos suelen hacer la vista gorda en la mayoría de las ocasiones.

Un usuario concienciado abrirá las ventanas una o a lo sumo dos veces al día, pero esto no es suficiente.

Nos encontramos entonces con viviendas mal ventiladas, cuya cara visible es la formación de humedades y mohos en paredes, y cuya cara invisible se manifiesta en patologías respiratorias como alergias y asma debidas a la falta de salubridad del aire.

 

2.Hermeticidad. Es un concepto que en España no estamos acostumbrados a verificar ni controlar, ya que no hay normativa nacional que lo regule. Esto evidentemente está a la orden del día en los países de la Europa civilizada.

Básicamente se trata de poder medir el aire que el edificio intercambia con el exterior por defectos en la construcción (agujeritos, persianas, pasos de instalaciones, colocación defectuosa de ventanas…).

Esto se realiza de manera sencilla con un test blower door, que es una prueba que da un valor numérico a estas infiltraciones no deseadas.

¿para que me sirve controlar la hermeticidad?

Un  edificio poco hermético, puede llegar a ventilarse perfectamente por si solo incluso sin abrir ventanas, que es realmente como funcionaban las casas de nuestros abuelos. Pero desde el punto de vista del ahorro de energía es un desastre. Una vivienda que calentamos continuamente, para que el calor se vaya a la calle por esas múltiples rendijas. Y en cuanto cortamos calefacción pasamos a frío radical.

Un edificio hermético, va a necesitar ventilación si o si. Si el edificio no intercambia aire con el exterior porque es perfectamente hermético, necesita renovar el aire interior, porque sino la concentración de Co2 y la humedad relativa, subirán a valores inaceptables. Por el contrario, el edificio ya no perderá calor por todos esos pequeños agujeritos.

Entonces ¿Cómo soluciono la ventilación?

Es evidente que la ventilación según las prescripciones del CTE, salvo en casos muy concretos, no sirve. No vale la pena poner cuidado en la ejecución de la envolvente de un edificio, si luego voy a meter aire frío de la calle.

La opción buena es ventilar mediante una maquina de ventilación mecánica con recuperador de calor. Esta maquina coge el aire de la calle, y lo mete en el interior, pero previamente lo calienta con el calor del aire que está extrayendo. Es decir ventilamos sin perder calor.

Esquema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor. Fuente: Siber

El funcionamiento continuo de la maquina garantiza la renovación constante del aire, con lo cual cumplimos los dos objetivos: ahorro energético y calidad excelente del aire interior.

Evidentemente, una maquina e instalación de estas características solo tiene sentido si la envolvente es muy hermética, ya que en caso contrario tendríamos perdidas por los agujeritos de la envolvente del edificio.

Debemos entender entonces, que el comportamiento energético del edificio es un todo, y no una suma de partes. Debemos actuar sobre distintos aspectos de forma coordinada, para conseguir un edificio optimo. Si prescindimos de alguna de las patas, el edificio pasará a cojear.

 

Vamos a verlo con un ejemplo comparando passivhaus y CTE.

Tenemos una vivienda que estamos ahora mismo proyectando. Se trata de una unifamiliar aislada, en zona climática E1, a mas de 1000m de altitud y diseñada con criterios passivhaus y con una superficie útil acondicionada de 150m2. Utilizaremos para la simulación el software de calculo PHPP9.

La vivienda está aislada con 28cm de lana mineral en fachadas, 30cm de lana mineral en cubierta y 18cm de XPS en suelos.

Los resultados de calculo son los siguientes:

Fijémonos en los valores de dos casillas:

Vamos a ver ahora, lo que ocurriría si eliminamos la ventilación mecánica con recuperación de calor, y simulamos una ventilación «normal», por ventanas.

Sorprendente, ¿verdad? Hemos pasado de una demanda de calefacción de 8.8Kwh/m2año a 20.1Kwh/m2año ¡Mas del doble!

Vamos a ver lo que pasaría si mantenemos la ventilación mecánica, sin tener en cuenta la hermeticidad de la envolvente.

Vamos a asignar un valor de 5ren/h a 50Pa, que puede ser lo que correspondería con las infoltraciones estándar en una vivienda convencional.

No esta nada mal, verdad. Hemos pasado de 8.8Kwh/m2año a 23.2Kwh/m2año, ¡Peor que antes!

Y ya por ultimo vamos a ver lo que pasaría si no tenemos en cuenta ninguno de los dos criterios:

Ventilamos por ventanas/rejillas, y nuestra envolvente no es hermética. Lo que sería el caso de una vivienda CTE.

Como podéis ver, hemos pasado de 8.8Kwh/m2año a 36.9Kwh/m2año.

Resulta significativo, que en una vivienda con unos niveles de aislamiento muy altos el hecho de no tener en cuenta la ventilación y la hermeticidad, que es lo que habitualmente se hace en la mayoría de las viviendas, aumenta la demanda de calefacción en un 319% con respecto a passivhaus, con el mismo diseño y aislamientos.

Podemos deducir que un cliente siguiendo prescripciones CTE, si aumenta su aislamiento bastante por encima de lo que pide la norma, pero no tiene en cuenta criterios de hermeticidad y ventilación, está haciendo una inversión bastante estéril.

Comparativa de demandas segun criterios de ventilacion y hermeticidad

 

Para terminar de analizar las implicaciones de esto, vamos a ver lo que significaría en términos económicos.

La tabla muestra el coste anual de calefacción, con distintos combustibles y sistemas.

Y todo esto sin hablar de temas de confort y calidad del aire interior. El cliente de la casa CTE, pagará el triple de calefacción, tendrá menos confort, y respirará un aire de peor calidad.

Así que no dejes que te engañen.

Los criterios passivhaus de ventilación y hermeticidad son fundamentales para obtener una vivienda confortable y ahorradora.

Por ello cuando tus técnicos intentan convencerte de lo contrario, probablemente sea porque no saben o no conocen passivhaus.

Si te ha gustado el articulo, por favor ayúdanos a difundirlo compartiéndolo. Es misión de todos ayudar a introducir buenas practicas en el mundo de la construcción.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Es mi deber informarte que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el este formulario serán tratados por Coanda S.Coop. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndome a coanda@somospassivhaus.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: CoandaPassivhaus.com, así como consultar mi Política de Privacidad.